Sucesso

Expulsan a jefe del PCC que usaba cédula de un policía en Asunción

El dueño del documento que usaba el brasileño es un oficial segundo de la Policía, quien en sus días libres hacía de custodio. El agente y otro cómplice fueron atrapados. Apartan a jefe y subjefe de la 4ª.

19/07/2018 08h50 - Ultima Hora

 
Atrapado. El jefe regional de la organización criminal fue atrapado y expulsado a su país.Atrapado. El jefe regional de la organización criminal fue atrapado y expulsado a su país.

Rodeado de vehículos lujosos y con un sistema de monitoreo que controlaba el perímetro de una lujosa residencia, fue atrapado Eduardo Aparecido de Almeida, alias Piska, considerado como el jefe número 3 del grupo criminal brasileño Primer Comando Capital (PCC). Fue en el barrio Ykua Satí de Asunción.

Con el extranjero cayeron otro brasileño, Ricardo Moraes Alves, y el oficial segundo de la Policía, Carlos Alfredo Mendoza, con destino en la Comisaría 4ª Metropolitana.

El jefe mafioso y su compatriota fueron expulsados anoche del país.

La operación encabezada por la fiscala Lorena Ledesma y la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) se desarrolló en una residencia ubicada detrás de la Contraloría General de la República, arrendada al futbolista Roberto Nani.

Cesantes. El escandaloso hecho que involucró al oficial Mendoza obligó a la Comandancia a declarar cesantes al jefe de la Comisaría 4ª Metropolitana, comisario Hugo Ayala, y al subjefe, comisario Germán Genes, ambos investigados por Asuntos Internos de la Policía.

Piska es líder de la célula Raio X del PCC y cuenta con al menos 6 órdenes de captura en Brasil por tráfico de drogas, armas, asociación criminal, secuestro y homicidios. Tenía sentencias que cumplir en su país, informó el ministro de la Senad, Hugo Vera.

Supuestamente llegó al país para establecer conexiones entre Bolivia y el Paraguay, por eso lo consideraban como el jefe regional. Según informaron ayer los investigadores, De Almeida no estaba escondido, sino que se desplazó por varios sitios.

Los datos proporcionados por el Ministerio Público refieren que el brasileño tenía intención de coordinar las actividades delictivas en Paraguay. Lorena Ledesma comentó que incautaron documentos varios, aparatos de comunicación, informáticos, además de 102 mil dólares y casi 5 millones de guaraníes.

También fueron incautadas documentaciones que estaban quemadas a medias, en evidente intento de borrar evidencias.. Además, se retiraron facturas, recibos a nombre de empresas, informaron desde la Senad.

Cerca de las 18.30, los ciudadanos brasileños fueron llevados al grupo Aerotáctico para el traslado a Ciudad del Este y posteriormente fueron expulsados a su país de origen.

El 20 de junio del 2016 De Almeida fue víctima de un atentado en Pedro Juan Caballero, cuando estaba en compañía del piloto de Jarvis Chimenes Pavão, Jorge Enrique Fernández. Desde esa fecha se mantuvo en la clandestinidad. También lo involucran en el megagolpe que sufrió la empresa Prosegur en Ciudad del Este, el año pasado.

Envie seu Comentário