Este viernes se produjo un doble homicidio en la localidad de Patiño, límite entre Itauguá y Areguá; fueron asesinados un ciudadano alemán y su hija, aparentemente con fines de robo. Los cuerpos fueron hallados por familiares de las víctimas.

Según el Suboficial Éver Ramírez, policía interviniente, el hombre fue identificado como Bernard Raymond, de 62 años y su hija, una menor de 15 años. “Un familiar llegó a la casa y encontró los cuerpos”, relató el agente.

Afirmó que hasta el momento se presume que se trataría de un asalto, los cuerpos presentaban signos de tortura. “Los cuerpos estaban uno en la sala y el otro en el sanitario”, comentó.

Por su parte, el médico forense Néstor Meza manifestó que hay una leve sospecha que fueron asesinados en otro lugar, y que posterior a eso fueron colocados en la sala y en el baño.

“Ambos habrían sido asesinados con el mismo calibre, la misma arma de fuego. Se están buscando los casquillos, todo indica que el lugar donde les dispararon es otro. Hasta el momento son solo conjeturas”, detalló.

Afirmó que no tienen rastros de haber sido maniatados y que al hombre lo habrían asesinado de rodillas o acostado, pero que todo se aclarará con las investigaciones que realizarán el Ministerio Público y la Policía Nacional.

“Los dos solo presentan un disparo. El hombre es el que tiene signos de tortura, lesiones en el rostro, hematomas en el ojo y lesiones en la ceja que se pudo producir con el arma”, puntualizó el forense.

Fonte: La Nacion

Comentários