22.1 C
Ponta Porã
terça-feira, 18 de junho, 2024
InícioPolíticaAfirman que aumento del salario mínimo beneficia a pocos y muchos sufren...

Afirman que aumento del salario mínimo beneficia a pocos y muchos sufren consecuencias

La economista Gladys Benegas manifestó que el Estado debe comenzar a cambiar de manera definitiva la realidad en la que solo un sector permanece bajo el salario mínimo y sin una política salarial real. 

La economista y exdirectora financiera de la Itaipú Binacional, Gladys Benegas, habló en “Fuego Cruzado”, programa emitido por GEN/Nación Media, sobre el aumento del salario mínimo aprobado, el cual se percibirá ahora en G. 2.798.309, pero beneficiando solo a algunos sectores y no de manera universal.

“En nuestro país, el salario mínimo es techo y no piso, hay muchos que no cobran ni el mínimo. A un sector le viene bien el aumento y el resto no cuenta con ese aumento, pero tiene que sufrir las consecuencias del mismo”, sentenció.

Remarcó además que el país no puede estar con un sector permaneciendo bajo el salario mínimo, otro que ni siquiera puede acceder al mismo y uno muy reducido con ingresos de seis a siete millones de manera mínima en el sector público, esto sin mencionar la falta de política salarial real.

“Vamos también a través de un sistema en el cual insistimos al que menos puede y no al que puede. Además, tenemos servicios caros, como el sistema de transporte y salud, los cuales no tienen comprobante; por eso decimos también que del PIB no recoge todo lo que debe ser”, indicó.

Afirman que aumento del salario mínimo beneficia a pocos y muchos sufren consecuencias
“Vamos también a través de un sistema en el cual insistimos al que menos puede y no al que puede”, sentenció la economista Benegas. Foto: Emilio Bazán

Condimentos contraproducentes

“Paraguay nunca tuvo un sector industrial robusto que pueda absorber la mano de obra que venía del campo a la ciudad”, señaló Benegas, manifestando que la desproporcionalidad en los ingresos entre los paraguayos también se debe a esa falta de industrialización real a nivel nacional.

Indicó que las únicas mayores fuentes de empleos fueron la Itaipú Binacional y la Entidad Binacional Yacyretá (EBY). Fuera de esto, la mano de obra decidió emigrar, como aún se mantiene a nivel país, mientras que las fuentes de ingreso se observan casi de manera única en el sector público.

“Entonces, es solo un sector el asalariado y al seguir sin un sector laboral industrializado, tampoco hay fuentes de trabajo estables. La agricultura familiar campesina también está completamente en crisis por la falta de recursos y porque no industrializamos nuestros productos”, lamentó.

Manifestó además la economista que las soluciones integrales y definitivas, así como la posibilidad de vislumbrar políticas salariales que respondan a la realidad y la necesidad de la población, deben ir de la mano con acciones concretas y no como parches a las exigencias.

Fote: La Nacion