De acuerdo con el informe del comisario Hugo Díaz, la persecusión a las cinco camionetas se dio en la zona de Cerro Cora’i y finalizó en una excantera ubicada cerca de los límites fronterizos entre Paraguay y Brasil.

“Lo más raro fue que en el lugar en el que se abandonaron estos vehículos, ya se encontraba otro rodado totalmente encarpado entre los matorrales con panes de supuesta marihuana”, informó el comisario.

Todos los vehículos contaban con matrícula brasileña, lo que hace suponer que los cargamentos se realizan en territorio nacional para luego comercializarlos en el vecino país.

Acerca de la zona del abandono de los móviles, Díaz explicó que se trata de una zona estratégica, ubicada en un terreno rural y boscoso, de difícil acceso, por lo que se presume que los conductores eran de nacionalidad brasileña y con profundo conocimiento del lugar. 

Fonte: Paraguay.com

Comentários