Humberto Ayala dijo que restan 25 días para culminar el año escolar y que el compromiso de los sindicatos es garantizar el desarrollo de clases hasta finalizar el ciclo. 

El director de Asuntos Gremiales del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), Humberto Ayala, valoró el acuerdo al cual se arribó hoy con los docentes, ya que permitirá concluir el año lectivo. “Estamos contentos con el acuerdo que nos permite finalizar las clases en paz”, sostuvo Ayala en contacto con la 650 AM.

En ese sentido, señaló que restan 25 días para culminar el año escolar y que el compromiso de los sindicatos es garantizar el desarrollo de clases hasta finalizar el ciclo, más los 10 días administrativos. “Estaremos llegando al 7 de diciembre sin mayores conflictos en lo que va del año y, en contrapartida, el MEC se compromete a pagar las horas perdidas”, puntualizó.

Sobre el aumento del salario básico docente, indicó que habrá un reajuste del 11% para este año 2021. En lo que respecta al 2022, dijo que se prevé un incremento del 5% que debe ser aprobado en el Congreso. Señaló además que los docentes deberán gestionar esto ante el Poder Legislativo; su no aprobación presagiaría un conflicto en el inicio de clases en el 2023.

El acuerdo

El Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) llegó a un acuerdo con los sindicatos docentes sobre ciertas reivindicaciones del sector, así como exigencias del propio Poder Ejecutivo.

El acuerdo suscripto entre docentes y el MEC estipula tres ejes principales. El primero es el compromiso de reanudar las clases en las instituciones educativas adheridas a la medida de fuerza; recuperar los días de clases no desarrollados y garantizar el cumplimiento del calendario escolar hasta finalizar el año lectivo.

El segundo eje estipula que el MEC, a través de su ministro, disponga los trámites pertinentes para los pagos de los días no trabajados durante la medida de fuerza desde el 1 al 15 de octubre. El tercer eje señala que las horas que serán compensadas no tendrán una remuneración especial ni serán reclamadas con posterioridad.

Fonte: La Nacion

Comentários