La aglomeración frente a la Basílica queda suspendida. Foto: Gentileza

Los locales ubicados en las proximidades a la Basílica de Caacupé permanecerán cerrados del 4 al 9 de diciembre así como las plazas de la cercanía en un perímetro de tres cuadras. Las misas ya no serán oídas desde la explanada.

Tras una reunión del equipo técnico de Salud Pública, autoridades eclesiásticas, municipales, policiales y del Ministerio Público se plantearon propuestas que fueron elevadas al presidente Mario Abdo Benítez en lo que respecta a Caacupé y las celebraciones marianas.

La propuesta en concreto es del cierre total de negocios y plazas en un perímetro de tres cuadras desde la Basílica, salvo los negocios de cadena alimenticia y farmacias.

Los espacios públicos como plazas también se verán afectados y se impedirá la presencia de niños menores de 12 años y personas mayores de 60 años.

Desde este fin de semana, las misas se celebrarán a puertas cerradas ya sin micrófonos para el público.

Las restricciones regirán del 4 al 9 de diciembre y permanecerán o serán extendidas o ampliadas con medidas adicionales de acuerdo a la situación epidemiológica del distrito cordillerano.

“Instamos a la gente a no acercarse más a Caacupé”, manifestó el ministro de Salud, Doctor Julio Mazzoleni en conferencia de prensa.

Lo que se aplicará en Caacupé se aproxima a lo que es una fase 0 pero con herramientas más sofisticadas con perímetros bien establecidos, según lo que constará en el decreto, adelantó el titular de la cartera sanitaria.

Fonte: HOY

Comentários