Efectivos militares paraguayos que cumplen funciones en frontera dejaron de lado sus pesadas armas de guerra para realizar trabajos de limpieza de calles, que más bien corresponde a las distintas municipalidades.

Esto es lo que ocurrió esta mañana en la ciudad de Pedro Juan Caballero cuando un grupo de uniformados, provistos con bolsas y rastrillos, empezaron a juntar los desechos que desde hace días “adornaban” las inmediaciones de la línea de frontera.

Sin embargo, el trabajo que realizaron ayudó a poner fin al desagradable aspecto que dejaban las basuras al centro comercial de la terraza del país. Los militares lograron recolectar una importante cantidad de residuos.

Aunque se haya tratado de una labor comunitaria, el hecho en sí ocasionó opiniones dispares en la comunidad. Unos aplaudieron el trabajo, mientras que otros lo criticaron, ya que evidentemente son otras las instituciones encargadas de mantener limpia la ciudad, más aún atendiendo la delicada situación de emergencia sanitaria por la que atraviesa el país a causa de la pandemia.

“Está bien que limpien las calles, estaba muy sucia luego”; “el trabajo corresponde a la municipalidad. Ojalá tomen el ejemplo de esos militares y empiecen a mantener limpia las calles, por lo menos del centro de la ciudad”, estas fueron algunas de las opiniones emitidas por los lugareños.

Si bien la función constitucional de las Fuerzas Armadas es la defensa de la soberanía y su integridad territorial, con esta labor quedó más que demostrada que ni un uniformado queda exento de este tipo de quehaceres, cuando la orden viene de más arriba.

Comentários