El exdelantero y hoy vicepresidente del Sportivo Luqueño alcanzó con sus picantes declaraciones a una buena partida de los personajes, de ayer y hoy, del fútbol local.

El dirigente advirtió que hablaría y vaya que lo hizo, pese a las sanciones que podrían caerle. “No nos podemos callar, no por ser dirigente no vamos a decir las cosas (sobre posible amonestación de la Comisión de Ética por criticar a directivos de la APF)”, arrancó.

Y comenzó su descargo. En primer lugar apuntó al presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol, Robert Harrison, a quien tildó de “caprichoso” por “no consultar con nadie” y lo acusó de dirigirse hacia un nuevo fracaso eliminatorio.

“Tenemos a varios mundialistas que podrían asesorarle para tomar mejores decisiones. Me decepcionó totalmente, yo lo veía con otro perfil de dirigente, pero él no le escucha a nadie. Es el tercer Mundial que nos perdemos”, disparó.

El enojo de Romerito viene por la elección de los hermanos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto para ser entrenadores de la selección paraguaya. Para él, sería mejor darle el timón a un técnico conocedor del fútbol nuestro. “O cambia (a Eduardo Berizzo) mboka garrotere (Barros Schelotto). Hay que darle a los técnicos que trabajan acá por lo menos 4 años. Podría ser Jubero, Costas, Garnero o Chiqui Arce”, refirió.

“El fútbol paraguayo está totalmente contaminado por los empresarios. Que se nacionalicen jugadores de medio pelo para la selección ya te dice todo”, agregó.

Lejos de bajar los decibeles, el Tin siguió hurgando en sus ácidas críticas a la administración Harrison y tocó un tema recurrentemente protagónico: el arbitraje. Específicamente, se tomó con el director de árbitros, el argentino Horacio Elizondo.

“La selección está con otro fracaso y el arbitraje con Elizondo a la cabeza es deplorable, cada vez peor”, comentó.

Consciente de que sus palabras pueden atraer la atención del siempre polémico José Luis Chilavert, con quien anda enesmistado hace un buen tiempo, Romerito no se guardó nada y dio a entender que el tres veces mejor arquero del mundo puede comentar lo que se le antoje.

“Chilavert fue un gran deportista que fue campeón y figura en Vélez pero que con la selección no ganó nada”, soltó.

La cosa fue todavía más allá porque le restó mérito hasta a los premios que Chilavert recolectó alguna vez. “Acá en Luque nadie se hizo de eso (condecoración a Chilavert como mejor jugador de la historia de Luqueño) la gente sabe que hubo mejores jugadores en la historia del club”, sentenció.

Fonte: HOY

Comentários