Eso es lo qiue afirma el viceministro Julio Rolón, quien es de la teoría de que la reapertura del Puente de la Amistad puede representar un riesgo siempre que no se cuiden las medidas sanitarias.

En ese sentido, el funcionario estatal manifestó a Radio La Unión que es la oportunidad ideal para la ciudadanía de poner a prueba un alto nivel de conciencia.

“Cada individuo deberá ser contralor de otro. Eso significa que si te veo sin tapaboca debo decirte que lo uses, o que te laves las manos”, indicó Rolón.

Añadió que la reactivación gradual de las actividades habituales redoblará las exigencias en las personas, porque la situación sanitaria aún no ha mejorado.

“Es un ejercicio que lo debemos poner en práctica para conservar esto que tenemos como posibilidad. Los riesgos en Foz y en Ciudad del Este son los mismos”, recordó.

Asimismo significó que “el hecho de que se abra el puente no significa que aumentarán los casos”, pero admitió que se debe estar preparado en cuanto a cobertura hospitalaria.

“Si no se respetan las medidas habrán efectos consecuentes. La pandemia nos obliga a adquirir hábitos saludables, no hay nada extraordinario en esto”, indicó.

Entre otras cosas, Rolón contó que ya está en funcionamiento el laboratorio biomolecular en Ciudad del Este y que se prevé habilitar espacios de terapia intensiva en el Regional de la referida localidad paranaense.

Comentários